NUEVOS EMOJIS DE FAMOSOS PARA WHATSAPP


Estrellas de la música como Madonna, Amy Winehouse o Michael Jackson se han convertido en 'emoji' gracias al artista brasileño Bruno Leo Ribeiro



Todo personaje famoso que se precie no alcanza su máximo estatus hasta que no ve en las tiendas un muñeco con su nombre. Madonna, Beyoncé, Shakira o Hillary Duff son algunas de las conocidas cantantes que ya tienen su propia Barbie. La era 2.0 ha transformado hasta las aspiraciones de las celebridades y ahora todos quieren formar parte de un mundo digital en el que se utilizan emoticonos para expresar situaciones, momentos y emociones.


Primero fueron los personajes de la serie Juego de Tronos, luego los de Star Trek; hace unas semanas se incluyeron rostros con distintos tonos de piel y hasta un emoji que hace 'la peineta'. Ahora la última tendencia en teclados son 40 estrellas de la música como Amy Winehouse, Madonna, George Michael, David Bowie, Michael Jackson o Katy Perry, que se han transformado en emoticonos gracias al artista brasileño Bruno Leo Ribeiro.


Aunque todavía no están disponibles para Whatsapp, Ribeiro aseguró que está tratando de hacer los iconos más simples para que puedan usarse en la aplicación. "El reto, y la mejor parte de los diseños, es encontrar la característica mínima de todos los miembros de las bandas y de los artistas para hacerlos reconocibles", explica el autor.


Los que ha publicado hasta el momento están caracterizados con las prendas, los peinados y el maquillaje que mejor representa a cada músico, consiguiendo que sean reconocibles a primera vista. Desde el moño de Amy Winehouse, hasta los uniformes militares que lucieron los Beatles en la portada de su álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, pasando por la peca del labio de Madonna.


Diseñarlos lleva su tiempo. Ribeiro cuenta que el primero le llevó unas cuantas horas, pero que, una vez cogió el ritmo —quizá inspirado por los músicos—, dibujó seis bandas en cuatro horas. "Ahora que tengo los trazos básicos en cuanto a pelo, ropa y demás, me lleva unos 30 minutos hacer uno nuevo. Por supuesto, bandas como Bob Marley & The Wailers o Slipknot, formadas por tanta gente, requieren un poco más de trabajo", reconoce el director artístico.


"Tengo que encontrar una manera de que se pueda instalar en el móvil. Solo necesito algo de tiempo para desarrollar una aplicación de teclado para que la gente pueda personalizar el suyo", asegura el brasileño. Tampoco ha planeado una estrategia de mercado ni sabe cómo funcionan los derechos de imagen de los artistas a los que ha emoticonizado, pero dice que le encantaría asociarse con los sellos discográficos o "mucho mejor, con los propios artistas. Me encantaría conocer a alguno de ellos". Con el éxito que está teniendo su trabajo, seguro que no le faltarán inversores.